Relajacion

Recuerda que estar relajado es lo principal para que podamos realizar cualquier trabajo corporal. Esto ayuda también a que la voz salga sin forzar ni lastimarnos la garganta.

Acuéstate boca arriba con las piernas un poco separadas (no demasiado) y los brazos a los costados con las palmas de las manos hacia abajo.

Cierra los ojos y realiza tres respiraciones profundas, procurando sostener el aire unos segundos. Exhala lentamente.

Visualiza tu cuerpo por dentro y concéntrate en él. Posteriormente, respira y piensa en el lugar de tu cuerpo que vas a oxigenar. Te recomiendo que empieces por los dedos del pie derecho, aguanta unos segundos la respiración concentrándote en ese punto y exhala despacio. Repite la operación, pero ahora con todo el pie y la pantorrilla.

Así deberás hacerlo con todo tu cuerpo, poniendo más atención en los puntos en los que sientas mayor tensión.

Vuelve al inicio: http://ptv.wikidot.com/locución:principal

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-Share Alike 2.5 License.